top of page

FEME: padrinazgo y donación a la escuela Nº72

Visita de directivo de la Fundación a la Escuela Primaria Nº72 Ezequiel Martínez Estrada

Visita de directivo de la Fundación Ezequiel Martínez Estrada a la Escuela Primaria Nº72

Calle Huaura 1800, esquina Baigorria. Ubicada en Villa Cerrito, colindante al Barrio Stella Maris, se yergue la Escuela Primaria Número 72 “Ezequiel Martínez Estrada”. Hace ya casi 40 años en Villa Cerrito “sólo había 20 casas, todo era campo, se cultivaba trigo y había un tambo. No tenían escuela, entonces los vecinos decidieron formar una comisión para poder construirla”. No fue fácil, pero el sábado 9 de Julio de 1983 “se inaguró la escuela con 50 alumnos y 4 aulas”, reza el relato escrito por sus estudiantes en el año 2017. En los años 90 llegó a tener cerca de 400 alumnos y fue, para muchos niños, lugar obligado; pues, además de educación, se les brindaba desayuno, merienda y/o almuerzo. Es que por esos tiempos funcionaba allí, uno de los 52 comedores escolares que supo tener Bahía Blanca años atrás. Hoy en día, además de su formación primaria, los alumnos de 4to, 5to y 6to grado gozan del desayuno y, los más pequeños de 1ero, 2do y 3ero, de la merienda. Una de las grandes preocupaciones de Ezequiel Martínez Estrada fue la educación del pueblo: “tiene grandes virtudes, pero es necesario que no se le hable el lenguaje de la adulación y el engaño, sino el de la verdad”, decía. Es por eso que no extraña el padrinazgo de la escuela por parte de la Fundación que lleva su nombre y que se hizo efectiva un 14 de septiembre de 1983, aniversario del nacimiento de Don Ezequiel, como inspirador y guía de la función educativa. “Nada es más satisfactorio para el espíritu de Martínez Estrada que esta ceremonia caracterizada por niños con guardapolvos blancos, porque él fue un educador que, a través de sus obras poéticas, nos enseñó a amar la belleza y la justicia”. Decían las palabras alusivas del Dr Gregorio Scheines en aquel acto., presidente, en ese momento, de la fundación. La Fundación se ha hecho presente, a lo largo de los años, no sólo con el acompañamiento, sino con diferentes donaciones: desde libros del escritor, así como, material didáctico y también dinero para ser administrado por la cooperadora escolar y Club de Madres en adquisición de elementos escolares. Incluso el escudo de la escuela que acercó el ex presidente Dr. Hugo Laborde. Hoy, 2 de Junio de 2023, de la mano de su presidente Dr Néstor Cazzaniga, la Lic. Sandra Baioni y quién escribe, se acerca nuevamente con la donación de variada literatura infantil, 1 scanner y el formulario para hacer efectiva la donación de mobiliario por parte de la empresa Securitas, quienes generosamente se lo regalan. La escuela, muy limpia y cuidada, tiene, en este momento, 4 aulas para impartir clases. Otras de orientación escolar, biblioteca, dirección. Salón de usos múltiples. Cocina y comedor. Patio de arriba, lugar para huerta y patio de abajo.

No hay bibliotecas populares cercanas, ni clubes ni instituciones intermedias. Los habitantes del barrio, de a poco, se van agrupando para conseguir mejoras como por ejemplo la Sociedad de Fomento de Villa Cerrito y, más nueva , la de Stella Maris. Pero en la Argentina de hoy, nada alcanza. Todo suma.

Es por eso que, en este contexto, es tan importante el empeño de sus docentes, su amor, su entrega y su convencimiento de que, a pesar de todo, se puede. Se puede ser mejor, se puede progresar, se puede enseñar y aprender. Y el acompañamiento.

“Los educadores más efectivos son los que enseñan con el ejemplo.”, reza la placa recordatoria del Padrinazgo.

“Los enemigos fueron los males heredados, anquilosados en el ser nacional, las injusticias, los prejuicios, las falsas estructuras culturales y de toda índole, los valores regidos por los bienes materiales que hicieron que “ser” se convierta en “poseer”. Podríamos reducir las lindes de su enemigo a todo cuanto contribuye al vaciamiento del alma y a la atrofia moral.”, escribía Rubén Benítez en La Nueva Provincia el 3 de Octubre de 1974, refiriéndose a Ezequiel Martínez Estrada.

Sólo la creación de valores culturales da auténtica vida y personalidad a un pueblo, de ahí la importancia de apoyar y apadrinar a las instituciones que los desarrollan. Y de seguir haciéndolo.


Lic. Susana Viglione

Comentarios


bottom of page