top of page

Visita a la Casa Museo Ezequiel Martínez Estrada

La Lic. Susana Viglione nos escribe impresiones sobre su visita a la Casa Museo:


Una casa-museo es un museo destinado a la vida y obra de un personaje que se encuentra ubicado en el mismo lugar donde nació, murió o pasó un período de su vida. La casa de Don Ezequiel MartínezEstrada, situada en Avda. Alem 908, fue donada por su esposa Doña Agustina Morricone para “estudiar y difundir el pensamiento y la obra de Don Ezequiel y realizar una labor cultural bajo su advocación.” Ella se ha convertido en un espacio de exposición, recuerdo y homenaje al escritor. Ingresar a su casa y ser recibidos por gentiles y amorosas estudiantes avanzadas de la U.N.S. quienes, desinteresadamente, donan su tiempo y sapiencia para describir y explicar los tesoros que esa casa “mágica” encierra, es un placer. “Lo que se ha destilado, poco a poco no quieras tú bebértelo de un trago. Bebedor o lector o caminante; despacio, despacio, despacio.” (Proemio, Motivos del Cielo) Así nos enteramos que la misma y la Fundación que lleva su nombre se mantienen con el arrendamiento del también donado campo de Goyena, adquiridas ambas propiedades con el dinero de premios literarios. Es encontrarnos con parte de su mobiliario, objetos decorativos, hermosas arañas originales, distintasradios de época, correspondencia privada, fotos, dibujos y una hermosa, variada y copiosa biblioteca personal que alberga cerca de 4.000 libros y nos demuestra la importancia del leer y de su exquisito gusto de autodidacta; muy llamativo para un hombre que no había podido, por razones familiares, terminar el secundario. Ingresar es imaginar y recrear costumbres de época y condiciones de vida. “Mi ambigua alma es una libélula divina que vaga sin ninguna visión en la neblina”. (Magnetismo sin Norte, Oro y Piedra)

La música de los violines flota, como pájaros cantando, en todo el ambiente. Así como los antiguos gorrionesrescatados y retratados con los dueños de casa en hermosas fotos. “Te contemplo volar, hasta perderte para siempre jamás.” (El pájaro, Motivos del Cielo) Hermosas y dulces cartas de amor a su amada esposa Agustina, convertidas en cuadros,nos enternecen en el recorridoy demuestran la ternura y amor que le dispensaba. “Compañera: ¡Tú eres para mi alma como la Primavera” (Epitalamio, Nefelibal) Una habitación destinada a Agustina, artista plástica, nos permite apreciar algunas de sus obras, fotos y atuendos. Papeles y documentos de puño y letra. Fotos de viajesa Europa, EEUU, Cuba. Otras, en su campo de Goyena. Sus libros, casi 60, sesudas reflexiones, traducidos a diferentes idiomas,nos asombran. El violín, los juegos de ajedrez, las lecturas y charlas flotan en el ambiente. “Tímidamente acuden, como pájaros fríos, los instantes pasados. Vida fugaz, desvíos no muy graves, al fin. El corazón se acusa de culpas que no tiene. Y en la íntima calma comulga con los genios superiores el alma bajo la forma armónica de una mística musa.” (Ascensión, Oro y Piedra) Su escritorio, su máquina de escribir. Videos sobre su vida, donde reconocemos coherencia entre pensamiento, palabra y obra. Humanista e íntegro. Vivió toda su vida,hasta su jubilación, de su cargode profesor y empleado del Correo Argentino. No ocupó nunca cargos políticos y eso le permitió su gran libertad. Un hombre que amó profundamente a la Argentina, con aciertos, con errores, polémico, pero sin ningún otro interés que servirla.


“Yo sé que hay un país completamente irreal y fantástico y risueño

donde impera el amor omnipotente

y es la realidad igual que un sueño.” (Tierras de alguna vez, Oro y Piedra)


Muere, muy solo, el 4 de noviembre de 1964.

Los domingos de 15.00 a 18.00, estamosinvitados a recorrerla; así como también las escuelas, para las cuales se organizan horarios especiales. No rechacemos el convite.


Lic. Susana Viglione




Comments


bottom of page